3 oct. 2009

Y un día volvió la alegría!!!

De vuelta en cancha de Resistencia, y ante un duro rival, la 3ra de Centauro volvió a ganar.
Pero el cotejo no fue censillo. UTN se plantó de igual a igual desde el minuto 0.
Con un equipo joven y de buen manejo en el medio campo, a los universitarios les alcanzó para complicar a un Centauro bravo y metedor.
Aún así, el Azul-negro se las ingenió para generar las mejores chances de gol. Pero como si fuera una repe de algún partido pasado, el equipo pecó por no saber definirlas en la red.
Las ocasiones de gol fueron dilapidándose una tras otra, y el Primero terminó sin ventajas en ningún bando.
En el complemento, los locales salieron más decididos buscando una victoria que, por lo hecho en el primer tiempo, era merecida.
Y como si los jugadores hubieran realizado un curso acelerado de definición, los goles empezaron a caer de maduros.
En un desborde por la izquierda, “Toki” Correa empezó a pasar rivales como si fuera un Tractorcito. Al quedar mano a mano con el arquero, y cuando parecía que la bocha se le iba larga, alcanzó a puntearla antes que el Uno.
Cuando Centauro todavía se acomodaba al 1 a 0, una distracción defensiva posibilitó una rápida contra de UTN que el 9 supo definir bien ante la salida de Checho.
Pero los azules tienen un tanque en defensa, que sacó un bombazo desde atrás de la mitad de cancha, cuando nadie se lo esperaba. El guardameta se confió demasiado, y no pudo contra Flavio Fioravanti y su potente disparo.
Ahí pareció liquidarse el pleito.
Aunque un nuevo empate de los visitantes reavivó sus esperanzas. El 9 cargó a Checho ilegalmente cuando ya tenia la pelota entre sus manos, y el arquero viendo que se le escapaba, se zambulló jugándose el cuerpo ante la entrada del 10, que volvió a chocarlo luxándole el hombro derecho.
El juez no vio falta, y el partido se puso 2 a 2.
Si parecía injusto el resultado, que decir de la expulsión de Toki después de una falta que podría haberse solucionado con una simple cartulina amarilla.
En el peor momento de Centauro, apareció Diego Coronel por duplicado.
Primero con un tiro libre en la puerta del área, que el goleador supo simplificar en un pase al ángulo, y el 1 no pudo alcanzar.
Y enseguida, en un veloz contra-ataque, Cure cruzó el disparo ante la salida del golero universitario.
La diferencia de 2 definió el partido. Y podría haberse estirado si César Pfhal hubiera calibrado mejor la definición casi debajo del arco.
En los últimos minutos, se fueron expulsados el 5 de UTN y el joven Chachi por sendas infracciones.
¿La figura? Petete. Por su despliegue realizado durante todo el partido, sobre todo a partir de que Centauro quedó con 10 jugadores.
El hombre de menos únicamente hizo valorar aún más los 3 puntos logrados ante un rival ordenado, y remarcar la paternidad que se viene dando en los últimos partidos.
En la última fecha habrá que visitar a Nova en Puerto Vilelas. Lamentablemente faltarán jugadores importantes. Pero si hay algo seguro, es que los 11 que entrarán a la cancha saldrán a matarse. Huevos sobran.
Mauro Gabriel Arévalo

3 comentarios:

Checho(12) dijo...

buen relato arevalo (nunca me devolviste la foto jiji) ni me acordaba como me saque el hombro...creo que no solo me saco de ese partido si no de todos,medio dicifil que vuevl....por ahora llevo mi primer semana de inmovilidad me quedan dos mas...bueno me paso y dejo saludos,escribiendo con una mano

Arevalo dijo...

te jugaste la vida loco!!! seguro volves.. te esperamos marula

Pedro Garcia Millan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.